Qué es el colágeno, de dónde procede y por qué envejecemos si falta

mujer-arrugas-colageno

El colágeno constituye una proteína de gran tamaño que puedes encontrar distribuida por todo el organismo, formando la entramada matriz que une las células para dar lugar a los tejidos y órganos del cuerpo.

Se trata de un componente fundamental para la salud de tu piel, a la que proporciona firmeza y elasticidad. Necesitamos esta sustancia para el mantenimiento de la estructura ósea, el correcto funcionamiento de las articulaciones y la salud de los tendones y ligamentos.

Dieta

Los seres humanos tenemos la capacidad de sintetizar colágeno de nuevo, a partir de la incorporación en nuestra dieta, y posterior asimilación, de minerales como el magnesio, el fósforo, el calcio, la vitamina C y otras proteínas.

Una dieta saludable es suficiente para producirlo, aunque a veces puedes suplir su carencia con suplementos y recetas específicas.

Edad

La capacidad del organismo para producir esta sustancia empieza a mermarse a partir de los 25 años, deterioro que se ve acrecentando por el consumo de tabaco, estrés prolongado y excesiva exposición solar.

A partir de los 40 años, su escasez desencadena la flacidez característica de las pieles maduras.

Pero las consecuencias de dicha pérdida no se limitan a los aspectos estéticos. Cuando el cuerpo fabrica colágeno de peor calidad aumenta el riesgo de padecer problemas de corazón, articulares, de cicatrización y huesos.

Origen animal

La idea de ingerir alimentos ricos en colágeno resulta tentadora y para satisfacerla solo necesitas acudir a los huesos, cartílagos, espinas y piel de los animales.

Así es, todas las fuentes de colágeno son de origen animal. Todos los suplementos de colágeno se obtienen de restos animales, tratados hasta el aislamiento de la molécula y posterior hidrolización (dado su gran tamaño que puede alcanzar las 0.3 micras) para conseguir que sea asimilable.

Origen vegetal

El colágeno vegetal no es colágeno como tal. Se trata de geles o gomas que se extraen de los sustancias como mucílagos o agar-agar.

Si bien estas sustancias son empleadas para la fabricación de gelatinas y chucherías, no constituyen una proteína grande que forma parte de la matriz extracelular de nuestro cuerpo, sino que solo aportan fibra y carecen de valor nutritivo.

Las veganas y veganos podrían alarmarse y es bueno recordarles que, en principio, no se necesita cumplimentar ni tomar alimentos ricos en colágeno, ya que una dieta adecuada y rica en los aminoácidos esenciales que la sintetizan puede recuperar su pérdida, ralentizando el envejecimiento del organismo.

Por eso, debes incorporar cada día proteínas completas en todas las comidas, vitamina C y magnesio. Son necesarios unos niveles óptimos de calcio, vitamina D, vitamina A, B, E y antioxidantes para el retraso del deterioro y síntesis de nuevos tejidos.

Llevar una vida saludable a veces puede resultar complicado, pero teniendo la información y los consejos de necesarios, puedes conseguir que el proceso de envejecimiento avance más lentamente.

 

Compartir en:

Artículos similares

Subir