Prevención y tratamiento de las varices

piernas con varices

Las varices son esas venas dilatadas y tortuosas que aparecen bajo la piel y habrás visto, generalmente, en las piernas, aunque pueden presentarse también en otras partes del cuerpo. Son la manifestación de la llamada Insuficiencia venosa crónica periférica.

Mecanismo de aparición de las varices

Las venas tienen en su estructura unas válvulas internas que impiden el retorno de la sangre y ayudan a que fluya hacia el corazón. Estas válvulas pueden funcionar de manera deficiente y, a la larga, flejar y dejar de ejercer su función. Con ello, la sangre se represa en la vena de manera crónica y progresiva. Al principio, las venas se dilatan, pero luego comienzan a hacerse tortuosas. Se inflaman y comienzan a producir dolor. Afortunadamente, esta progresión del deterioro no aparece en todas las personas. La mayoría de los que presentan varices no sufre mayores molestias.

La Insuficiencia Venosa Crónica Periférica aparece por múltiples causas, como: sexo femenino, embarazos múltiples, sobrepeso, acostumbrar a permanecer de pie durante un tiempo prolongado, falta de ejercicio, factores hereditarios y uso de ropa muy ajustada (como las fajas).

Tratamiento farmacológico de las varices

Los objetivos del tratamiento de las varices son mejorar el tono de la pared de la vena, impedir la progresión del deterioro y reducir la extravasación de plasma y, con ello, los edemas. Es, igualmente, deseable obtener consejo farmacéutico a fin de mejorar los síntomas, tales como hinchazón y pesadez de las piernas, calambres, prurito y sensación de calor. En tu farmacia de confianza encontrarás diferentes productos entre los que se encuentran:.

  • Flavonoides: La diosmima y la herperidina son antioxidantes de acción antiinflamatoria. Aumentan el tono de la pared venosa y tienen un efecto protector de la vasculatura. Actúan como analgésico y antiagregante plaquetario y reducen el edema producido por la obstrucción venosa.
  • Tribenósido: Es antagonista de una serie de moléculas que actúan en el proceso inflamatorio y la aparición del dolor. Tiene propiedades antialérgicas y acción específica sobre los edemas, pues reduce la permeabilidad capilar.
  • Centella asiática: Contiene triterpenoides, que mejoran el tono de las paredes de las venas, y reduce los procesos degenerativos. También acelera los procesos de cicatrización y la producción de colágeno.
  • Castaño de Indias: Contiene escinas, compuestos que reducen la inflamación y aumentan la tonicidad venosa. Al aumentar el tono venoso, reduce la permeabilidad capilar y, con ello, los edemas.

Tratamiento de las complicaciones

Las varices que progresan sin tratamiento pueden llegar a presentar complicaciones, como dolor crónico, ulceras, infecciones, trombosis, edema crónico, pigmentación oscura o eccemas de la piel. Para ello, en la farmacia contamos, además de con lo ya descrito, con tratamientos como analgésicos y antiinflamatorios, pomadas cicatrizantes, antibióticos, anticoagulantes, diuréticos y corticosteroides.

 

Compartir en:

Artículos similares

Subir