Gripe, piojos y caída del cabello. En otoño, quítate los problemas de la cabeza

piojos-gripe-caida

El otoño es la estación en la que volvemos a retomar las labores cotidianas relacionadas con nuestras actividades principales. Nuestra mente y nuestro cuerpo también notan estos cambios y experimentan algunas reacciones. Por lo tanto, para que nuestra salud no se resienta te vamos a dar una serie de consejos para tres de los problemas que más nos afectan en esta época del año y que nos preocupan especialmente: la gripe, los piojos y la caída del cabello.

LA GRIPE.

Cuando llega el tiempo frío del otoño, se disparan tus posibilidades de padecer la gripe. Sus efectos se agravan, en comparación con los de un constipado, y el malestar general te puede impedir llevar a cabo tus actividades normales. Toma nota de estos consejos para paliar los síntomas de la gripe:

  1. Puedes optar por vacunarte y blindarte ante la enfermedad. Es especialmente recomendable para personas mayores de 65 años, mujeres con más de 3 meses de embarazo y cualquier persona con un sistema inmunitario debilitado.
  2. No tomes antibióticos, ya que el causante es un virus y los antibióticos son para las bacterias.
  3. Ten a mano antigripales, analgésicos, desinfectantes, anticongestivos, mucolíticos y antitusivos.
  4. Lávate las manos frecuentemente, son unos focos de contagio.
  5. Bebe mucho líquido, hidratarte es fundamental.
  6. Recurre a remedios naturales como la miel.
  7. Si la has contraído, quédate en casa para evitar contagiar la enfermedad.

LOS PIOJOS.

Es imposible evitar al 100% el contagio de piojos. Pero, teniendo en cuenta que los piojos sólo se contagian por contacto de cabezas o a través de objetos compartidos (peines, gorras…), podemos tomar una serie de medidas para minimizar las posibilidades de contagio:

  1. Evita el contacto directo con la cabeza infectada: Explica a los niños que no deben juntar sus cabezas al jugar, escribir…
  2. Es importante no compartir objetos personales como peines, gorras, almohadas, toallas, etc.
  3. Limpia con agua a más de 60 grados y jabón durante 10 minutos los objetos que hayan estado en contacto con el pelo con piojos (cepillos, gorras, adornos, cintas…). También puedes poner la ropa dentro de una bolsa de plástico cerrada durante 72 horas para que mueran por asfixia.
  4. Ante un caso de piojos se debe comunicar a las personas del entorno y al colegio, para que puedan tomar precauciones. Cuando el niño se rasca insistentemente, o bien en la escuela se detecta la presencia de piojos, es preciso revisar el cabello con frecuencia ya que los síntomas pueden tardar una semana en notarse.
  5. Consulta a tu farmacéutico para que te recomiende el mejor producto para cada caso, cómo utilizar, el champú antipiojos, la loción y la liendrera.

LA CAÍDA DEL CABELLO.

No has de preocuparte excesivamente por la caída del cabello en otoño, ya que es una temporada habitual para ello, de manera similar a como ocurre con la caída de las hojas de los árboles. Aparte de la calvicie genética, hay una serie de factores vitales que pueden agravar este problema, como el estrés.

En las siguientes líneas, unos consejos para paliar la caída del cabello:

  1. Asegúrate, en línea con lo anterior, del origen del problema.
  2. Haz deporte regularmente, no fumes, bebe dos litros de agua al día y reduce el consumo de cafeína.
  3. Lleva una alimentación equilibrada.
  4. No optes por peinados y accesorios que aprieten tu cuero cabelludo.
  5. Ten cuidado con los agentes químicos que pueden influir en tu cabello, como los presentes en los tintes. Igualmente, no utilices champús agresivos.
  6. Tu farmacéutico te puede recomendar tratamientos específicos para cada caso consistentes en champús anti caída, lociones o suplementos alimenticios.

En definitiva, tienes que prepararte para la llegada del otoño y quítate estos problemas de la cabeza.

Compartir en:

Artículos similares

Subir