Cuidado de la piel del bebé

Cuidado piel bebe

Hola, en dermotips.com hoy queremos hablar del cuidado de la piel del bebé.

 

Como de momento los bebés siguen sin venir con un libro de instrucciones debajo del brazo quiero dar unos pequeños consejos como farmacéutica, y también como madre, de esos primeros días cuando tenemos al bebé entre nuestros brazos y nos surgen muchísimas preguntas y muchísimas dudas.

Cuáles son los cuidados básicos sobre todo de los primeros días, de nuestro bebé.

Hay que tener en cuenta que el bebé, hasta que tiene dos años de edad, su piel no está totalmente desarrollada y por lo tanto es una piel delicada. Así que lo que habrá que hacer es mimarla. Pero ya sabéis que la manera de mimar la piel es pocas cosas bien dadas y todos los días. Hay que utilizar jabones syndet y sin perfumes. Y cremas emolientes que reparen esa barrera cutánea del bebé pero sobre todo sin perfume.

Es muy típico entre las mamás utilizar colonias, perfumes… ¡ay! qué bien huele… Pues eso puede llegar a irritar la piel del bebé, que es una piel muy sensible. Así que cuanto menos huela una crema y menos huela un jabón mucho mejor. Si luego queremos aplicarle algún tipo de colonia que sea sin alcohol y lo recomendable es hacerlo directamente sobre la ropita.

Limpieza

Otra de las cosas muy frecuentes es el tema de la limpieza del culete. Hay que tener en cuenta que cada tres horas los bebés comen y directamente luego lo que hacen es hacer caca. Así que vamos a tener que limpiar muchas veces ese culete. Hay que intentar no utilizar tanto las toallitas limpiadoras porque al final barren mucho y terminan sobreirritando la piel. Así que si estamos en casa lo mejor es con una esponjita o debajo del grifo ir limpiando ese culete de modo suave. Y luego aplicaremos una crema hidratante en el culete.

No hace falta aplicar una pasta al agua en grandes cantidades cada vez que hacemos un cambio de pañal. Las pastas al agua son estas cremas muy oclusivas que son muy masosas, muy típicas en muchísimas canastillas. Estas cremas deben utilizarse cuando ya hay una sobreirritación o si el bebé se está haciendo más caca de lo habitual, si la piel llega a estar irritada. O por ejemplo por la noche, que a lo mejor no vamos a hacer tanto el cambio del pañal, y tanto el pis como la caca pueden terminar irritando su piel. Pero lo más adecuado en el cambio diario del bebé es utilizar una crema hidratante que repare, que nutra esa piel, pero no haga efecto oclusivo.

Granitos en la cara

Otra cosa muy frecuente también de los bebés es que les salgan como unos pequeños granitos en la cara que a veces pueden llegar a asustar. Esto se llama millium, es muy muy frecuente y se suele terminar resolviendo sólo. Si es época de invierno, que lo mejor les puede molestar más, lo ideal es utilizar una crema específica, donde vuestro farmacéutico os podrá aconsejar perfectamente, que son cremas seborreguladoras. Es un poco parecido a la aparición de la costra láctea, que es una descamación y enrojecimiento que se produce en la cabecita del bebé y se cree que es por un tema del paso de hormonas de la madre al bebé, que luego el bebé ira eliminando. Normalmente no les suele producir molestia pero si se enrojece mucho la piel sí, y ahí lo que habrá que hacer es hidratar esa piel y hay cremas específicas para la costra láctea y para el millium.

Las vacunas

Otro tema también muy importante es las vacunas. En la vacunación vuestro pediatra os asesorará perfectamente de cuales hay que ponerle, cuales entran en calendario y cuales no. Pero una cosa que me surgió a raíz de una amiga, y os voy a dar este consejo,  es cuándo hay que ponérselas. Las vacunas hay que ponerlas todas juntas. No se puede vacunar a un niño de una cosa una semana y a la semana vacunarle de otra. Habría que esperar entre uno y dos meses para volver a poner la siguiente vacuna. Así que en esto siempre preguntar al pediatra cuándo me toca la próxima vacuna. Y si es una vacuna que hay que adquirir llevarla el momento que nos va a poner el pediatra las vacunas de calendario.

Bueno, espero que estos pequeños consejos os faciliten un poquito el ser mamá y sabed que al final cada niño es un mundo y el mejor consejo es: tu cabeza y a ver cómo reacciona el niño. A veces no hay que hacer caso de tantos consejos que nos dan. Pero bueno, estos son unos cuidados básicos que espero que te ayuden.

Compartir en:

Artículos similares

Subir