Consejos para dejar de fumar

Dejar-de-fumar

¿Por fin te has decidido a dejar de fumar? Esta vez sí, ¡lo vas a lograr! Nadie dijo que dejar de fumar fuese fácil. Al contrario. Por todos es sabido la gran dosis de esfuerzo y constancia que requiere llevar a término la decisión de dejar de fumar definitivamente. Serán muchos los obstáculos y tentaciones que surgirán en el camino.

La primera opción que tienes que plantearte es ver si lo puedes dejar sin recurrir a nada más que tu fuerza de voluntad y esfuerzo. En el caso de que no puedas, tienes opciones para que no decaigas en el camino, para que te sientas acompañado en este largo proceso. Entre los más conocidos destacan los parches de nicotina o los chicles de nicotina, pero existen otras terapias de reemplazo que son de gran utilidad para fumadores.

Terapias de reemplazo de la nicotina:

La clave del éxito de estos métodos para dejar de fumar radica en suministrar nicotina a dosis bajas o muy bajas. Estas se podrán ir reduciendo de forma gradual en función de las necesidades de cada persona, y evitar la gran cantidad de toxinas que se encuentran en el humo del cigarrillo. Así lograremos:

  1. Reducir el deseo de fumar.
  2. Calmar los síntomas de abstinencia: ansiedad, irritabilidad, cambios de humor, cansancio o falta de concentración.
  3. Reforzar la seguridad en nosotros mismos.

No todas las terapias de reemplazo de nicotina son iguales. Varían en función de la dosis suministrada y de la forma de dispensación en el cuerpo.

Entre las más conocidas y efectivas destacan:

– Parches de nicotina.

Se colocan directamente en la piel y, a través de ella, el parche suministra la dosis deseada de nicotina. Existen diferentes tipos de concentraciones y algunos requieren receta médica. La principal ventaja es su alta tolerancia y facilidad de uso, así como su efectividad.

–  Chicles de nicotina.

Este método de reemplazo de acción rápida no necesita receta. La nicotina se absorbe a través de la membrana mucosa de la boca.

– Pastillas de nicotina o caramelos.

Alternativa a los chicles en forma de caramelo duro que libera nicotina en el sistema a medida que se disuelven en la boca.

– Spray nasal de nicotina.

Es uno de los métodos preferidos por aquellos que necesitan un efecto inmediato. Este spray o aerosol suministra rápidamente nicotina al torrente sanguíneo al ser absorbido por la nariz, aliviando los síntomas de abstinencia en el mismo momento.

Elegir el método más apropiado para dejar de fumar dependerá en gran medida de los patrones de fumar adquiridos, como la cantidad diaria de cigarrillos o la asociación del tabaco a las acciones cotidianas, y del estilo de vida que decidas llevar a partir de ahora.

No olvides que estás haciendo un regalo a tu salud de por vida, reduciendo las probabilidades de sufrir enfermedades cardiovasculares, envejecimiento prematuro o cáncer de pulmón. Ayudarte te hará ganar la batalla.

Compartir en:

Artículos similares

Subir