Conoce los síntomas y el tratamiento ante un golpe de calor

golpe-de-calor

Cuando entramos en las fechas más calurosas del año, el riesgo de sufrir un golpe de calor se incrementa. Por eso, vale la pena estar informado acerca de este grave riesgo para la salud, del que también te pueden contar sus principales características en tu farmacia de confianza.

¿Qué es un golpe de calor?

En primer lugar, hemos de definir qué entendemos por golpe de calor. A grandes rasgos, se trata de un aumento de la temperatura corporal que supera los 40 ºC. Ten en cuenta que la habitual ronda los 37 ºC. Nuestro cuerpo es muy sensible a estas variaciones térmicas, por lo que sus mecanismos de regulación de la temperatura pueden dejar de funcionar, al tiempo que perdemos abundantes líquidos.

Por otro lado, el golpe de calor se puede producir por un sobresfuerzo en la realización de ejercicio físico por parte de personas sanas (sin que haga falta coger una insolación) o en los grupos de riesgo. Estos últimos, como te podrás imaginar son los niños y personas mayores o enfermas.

¿Cómo puedes prevenir un golpe de calor?

Precisamente, los colectivos de riesgo que hemos citado al final del párrafo anterior son los que más cuidado han de tener para evitar sufrir los golpes de calor.

Entre las medidas que pueden tomar para prevenir este problema, destaca:

  • Hidratarse correctamente, aunque no sientan sed. Al menos, 2 litros de agua al día son imprescindibles.
  • Estar fresco: mojarse, bañarse o ducharse con agua fresca, usar aire acondicionado o pasar ratos en lugares climatizados. Mantener un descanso suficiente, vestir con ropa ligera y evitar las comidas copiosas también son hábitos que nos ayudarán a alejar los riesgos.
  • Protegerse del sol, evitando salir a la calle en las horas  de más calor, poniéndose a la sombra… y no hacer esfuerzos físicos (trabajo, ejercicio, limpieza….) al sol ni en las horas de más calor.

Los síntomas de un golpe de calor

A continuación, te detallamos las claves que te dejan claro que una persona está pasando por un golpe de calor.

  • En primer lugar, se producirán manifestaciones físicas muy visibles, como sudar mucho y dejar, poco después, de hacerlo. La piel, además, se enrojece y se seca. Otros síntomas de gravedad son el dolor de cabeza, calambres, mareos y los vómitos.
  • En última instancia, a la persona le puede fallar la respiración y podría perder el conocimiento o sufrir una parada cardiorrespiratoria.

El tratamiento ante un golpe de calor

En caso de constatar un golpe de calor, has de llevar, si puedes, a la persona al centro médico más cercano. Si esto no es viable, tienes que tratar de enfriar al afectado para que la temperatura de su cuerpo baje hasta los 39º C.  Has de quitarle la ropa y aplicar frío mediante agua, aire o apósitos mojados. En un centro hospitalario, además, pueden cuidar especialmente de que sus órganos vitales no se deterioren y aplicar métodos más sofisticados, tales como los lavados gástrico y peritoneal y la hemodiálisis cardiopulmonar.

Compartir en:

Artículos similares

Subir