Cómo evitar el dolor corporal en nuestro día a día

estirar-espalda-oficina

Aunque parece que fue ayer cuando enseñábamos las fotos de nuestras vacaciones, ya estamos a mediados de octubre y con el cambio de hora a la vuelta de la esquina. Los días se acortan poco a poco, cada vez tenemos menos horas de luz y los buenos propósitos de septiembre van cayendo en el olvido.

Seguramente habéis empezado a notar el cansancio de la rutina y de las muchas horas sentados frente al ordenador y con posturas no siempre cómodas. Según el estudio Barómetro del Dolor, promovido por Voltadol, los españoles somos, de los 15 países europeos participantes, los que más dolor corporal sufrimos (63%). Más de la mitad (56%) afirma que el trabajo es precisamente la causa de ese dolor.

¿Quién no ha tenido que cogerse algún día de baja o salir antes del trabajo por culpa del dolor? De acuerdo con el Barómetro del Dolor, el primer estudio de este tipo realizado a nivel mundial, los españoles perdemos una media de aproximadamente 3 días de trabajo al año por dolor corporal.

Aprovechando que el 17 de octubre es el Día Mundial contra el Dolor, queremos ofrecerte 5 consejos prácticos para evitar el dolor en el día a día y disfrutar del movimiento también en otoño.

Sigue estos consejos:

  1. En la oficina levántate cada dos horas para estirar los pies. Sin darnos cuenta, pasamos muchas horas delante del ordenador sin movernos y al finalizar la jornada, notamos que la espalda y el cuello se resienten. Intenta en la medida que puedas levantarte cada dos horas y darte un pequeño paseo para estirar los pies.
  2. Siéntate bien y evitaras problemas de espalda. Ya sea en el trabajo, en el coche o en transporte público, intenta colocar la espalda recta en el respaldo, con los pies en el suelo y los brazos en línea.
  3. Evita cargar peso solo sobre un hombro. Normalmente salimos de casa preparados para una larga jornada: bolso, ordenador, tuppers, bolsa del gimnasio… Es importante que repartas el peso entre los dos hombros para que tu espalda no sufra.
  4.  Busca actividades relajantes. En la vorágine del día a día, busca técnicas de relajación para que tu cuerpo no se resienta con los nervios y los movimientos bruscos. Además, esto te ayudará a dormir mejor.
  5. En el gimnasio ve aumentando poco a poco la intensidad. Si eres de los que aún mantienes el buen propósito del gimnasio, no quieras hacer en un día todo lo que no has hecho en seis meses, tómatelo con calma y ve aumentando la intensidad poco a poco.
Compartir en:

Artículos similares

Subir