Cómo cuidar tus manos en invierno

cuidado-manos-invierno

El invierno es la estación más fría del año y sus características son únicas con respecto a las otras estaciones, debido a las temperaturas tan bajas y la escasa luz solar.

Una de las consecuencias más comunes en esta época del año para el cuerpo humano es la sequedad en las manos, a causa de los cambios bruscos de temperatura. Y siendo las manos una de las partes del cuerpo más expuestas a la intemperie, la humedad con el aire frío provoca que su piel se seque más. Por eso se recomienda proteger las manos para evitar dicho resecamiento, lo ideal es utilizar guantes, o en su defecto, usar cremas que formen una capa protectora.

Del mismo modo, hemos de protegernos de los sabañones, inflamaciones que se forman bajo la piel y causando dolor, producidas precisamente por el efecto repetido o prolongado del frío o la humedad. Y no nos olvidemos de la irritación en las manos, que viene a producirse de la misma manera por el frío del invierno.

A continuación, dejamos una serie de consejos muy sencillos, necesarios para salvaguardar las manos de los agentes externos invernales y conservar así su belleza y salud.

Sigue estos consejos:

  • Cuando te laves las manos no uses agua demasiado caliente. Usa un jabón suave y nutritivo. En caso de piel muy seca, evita la aplicación de gel antibacteriano y si usas desinfectante de manos busca uno con hidratante incorporado. Sécate siempre bien las manos suavemente, sin frotar demasiado para respetar la delicada epidermis.
  • Tenemos que hidratar el área afectada con cremas que contengan aceites minerales como lanolina, vaselina o ácido láctico. A ser posible que incluya ácido hialurónico también, y cremas con vitamina A, E y B5. Por otra parte, el coco es muy recomendable para esto, incluso se puede reparar la sequedad en las manos lavándolas con agua templada y, aplicar un poco de vaselina después de secar.
  • Las cremas con vitamina A nos ayudan a contrarrestar las dolorosas grietas y fisuras. Asimismo, la combinación de aceites naturales funciona perfectamente para la hidratación y protección de nuestra piel. Una buena opción es la mezcolanza de glicerina con agua de rosas o aceite de coco y con vaselina y su uso varias veces al día.
Compartir en:

Artículos similares

Subir