Cómo cuidar la piel en un tratamiento oncológico

lazo-cancer-oncologico

Hoy vamos a hablar de cómo cuidar la piel en un tratamiento oncológico de la mano de Virgina Barrau, farmacéutica y especialista en dermofarmacia y cosmetología.

“Los nuevos tratamientos oncológicos, las nuevas terapias, lo que tienen de particular es que en un 98% de los casos se produce una xerosis, una sequedad extrema en la piel. Esto lo que va a hacer es que aparte de que pueden aparecer grietas, fisuras, picor… también va a producirnos una sensación de disconfort. Así que lo ideal sería que cualquier persona que se vaya a someter a un tratamiento oncológico, ya sea quimioterapia o radioterapia, una semana antes cambie su rutina de higiene diaria.

Son cuatro pasos muy sencillos que van a ayudar a tener mejor la piel:

  1. El primero sería la utilización de un jabón syndet sobreengrasado. Recordemos que los jabones syndet son aquellos que barren bien la suciedad pero conservando ese manto protector. Y, aparte, si está sobreengrasado lo que vamos a aportar son lípidos y sustancias para dar mayor fortaleza y reestructuración a nuestra piel.
  2. En segundo lugar la utilización de una crema emoliente. Es decir, que reestructure esa piel. que fortalezca esa piel, pero también ha de tener sustancias antipruriginosas y sustancias antiinflamatorias. Ya que con los tratamientos diarios esa piel se va secando y puede ir picando. Así lo que tendremos será muchísima calidad y confort de piel.
  3. En tercer lugar, la utilización de un factor de protección 50+. Aunque sea invierno y aunque vayamos por la sombra. La radiación rebota en el suelo, por ejemplo en la acera, hasta un 30% y también puede atravesar los tejidos. Por lo tanto hay que aplicarse factores de protección. Ya que esa piel está, como hemos dicho, más dañada, está más expuesta y el sol puede causarnos un problema a largo plazo o inmediatamente quemaduras o ampollas solares.
  4. Y en cuarto lugar, y no por eso menos importante, la utilización de un maquillaje corrector. Los tratamientos oncológicos son tratamientos largos y sí que es verdad que pueden dejar alguna secuela en el rostro. Rojeces, palidez… Y aunque parezca una banalidad, el verse bien es importante es importante para sentirse bien. Son tratamientos largos y hay que saber que uno se puede maquillar y disimular esas imperfecciones. La aparición por ejemplo de rojeces o, si perdemos las cejas, hay pinceles especiales que nos ayudan a poder dibujárnoslas.

Recuerda, verse bien para sentirse bien.”

Virginia Barrau, farmacéutica en Farmacia Barrau, Zaragoza

Compartir en:

Artículos similares

Subir