La detección precoz, fundamental para hacer frente al cáncer de mama

Cáncer de mama

Como cada 19 de octubre, se celebra el Día Mundial del Cáncer de Mama. Esta fecha fue impulsada por la Organización Mundial de la Salud para fomentar la concienciación de esta enfermedad así como para informar y sensibilizar a la población. En especial a las mujeres sobre la importancia de la adopción de hábitos de vida saludables como principal vía de prevención y del diagnóstico precoz en la lucha contra esta enfermedad. En España se diagnostican al año más de 33.000 nuevos casos.

El cáncer de mama es el tumor más frecuente en las mujeres occidentales. Si se detecta a tiempo puede curarse, una de cada ocho mujeres tendrá cáncer de mama a lo largo de su vida. Por ello es importante concienciar a la sociedad de la importancia que tienen la investigación y el diagnóstico precoz de esta enfermedad.

Prevención

Si bien es cierto que el cáncer de mama no se puede prevenir. Estudios recientes demuestran que podemos reducir el riesgo de padecer cáncer de mama realizando ejercicio físico de forma regular (un mínimo de cuatro horas a la semana); evitando el sobrepeso y la obesidad tras la menopausia y reduciendo el consumo regular de alcohol y tabaco.

La detección precoz también es importante. Si observas algún cambio en los pechos, como la aparición de un bulto; axilas o senos dolorosos; una secreción del pezón o cambios en la piel no dudes en consultarlo con el médico.

Las campañas de concienciación y los programas de cribado de cáncer de mama han reducido notablemente la mortalidad. Aun así, en el mundo cada 35 minutos una mujer es diagnosticada de cáncer de mama, y cada hora y media muere una mujer.

Por esta causa, es preciso incrementar la participación de las mujeres en las campañas de cribado. Para detectar esta patología en sus fases más tempranas y aumentar la supervivencia por este cáncer en nuestro país.

Además, estudios epidemiológicos han demostrado que el uso de tratamientos hormonales sustitutivos durante la menopausia se asocia a un incremento del riesgo de padecer cáncer de mama. El descenso de número de mujeres que reciben este tipo de tratamientos sustitutivos ha coincidido con un descenso proporcional en el número de casos nuevos de cáncer de mama. Por tanto conviene evitar el tratamiento hormonal sustitutivo tras la menopausia.

Otro factor a tener en cuenta es si existe una historia familiar de cáncer de mama. En estos casos, es conveniente que se pida Consejo genético, que permitirá determinar si se asocia con una mutación genética (BRAC1, BRAC2).

Detección

Hay varios métodos que permiten percibir los síntomas de un tumor de mama. La mamografía es la técnica utilizada más eficaz para detectar anomalías hasta dos años antes de que sean palpables. Y, además, es una prueba periódica que cubre la Seguridad Social. También se recomienda la realización de autoexploraciones. Si notas alguna anomalía en las mamas no dudes en acudir a tu médico.

Compartir en:

Artículos similares

Subir